• clickpolo

Venado Tuerto: parte grande de la historia del polo

Polo del Interior


Decir Venado Tuerto es decir polo. El club santafecino se fundó en 1888, en el sur de la provincia, con el nombre de Venado Tuerto Polo & Athletic Club. En su web, dice:


“Deportistas emprendedores de las comunidades inglesa, escocesa e irlandesa dieron forma al sueño de tener un lugar donde encontrarse para participar polo y realizar reuniones hípicas. Algunos años más tarde, se creó el campo de golf, uno de los primeros del país. Sede de importantes torneos nacionales y regionales, el golf en el VTP&AC cuenta además con el orgullo de ser uno de los clubes fundadores de la actual Asociación Argentina de Golf”.

Ubicado a pocos metros del casco urbano de Venado Tuerto, Venado Tuerto cuenta con más de 40 hectáreas de espacio verde. Cuenta con dos canchas de Polo, escenario de la histórica Copa Balfour que se disputa cada año con equipos de más de 20 goles, y la Copa Tomas B. Kenny, entre otras.


La formación multicampeona de Venado Tuerto en Palermo: Juan L. Cavanagh, Roberto Cavanagh, Enrique J. Alberdi y Juan C. Alberdi.


En cuanto a conquistas, tuvo un equipo que entró en la historia, compuesto por Juan L. Cavanagh y Roberto Cavanagh y Enrique J. Alberdi y Juan C. Alberdi. Ganaron Palermo en seis ediciones consecutivas, de 1944 a 1950 (en 1945 no se disputó por segunda Guerra). En 1955, volvieron a ganar.

El año pasado fue la última victoria importante: su tercer título del Campeonato Argentino del Interior con Hándicap tras ganar en 2002 y 2004. Representando a Santa Fe, el club ganó con Gonzalo Ferrari, Magín Burgos, Nicolás Sívori y Gastón Beguerie.

No hay dudas: Venado Tuerto es parte grande de la historia del polo.


El progreso de un club de 132 años de vida


Guillermo Cavanagh es el presidente de Venado Tuerto Polo Club. “Fue fundado en 1888, por una colectividad de irlandeses, escoceses e ingleses que hicieron pie en la ciudad. A partir de 1924 se juega la Copa Balfour, donde han jugado los mejores jugadores del país y del alto hándicap, es una historia muy rica. Además, somos fundadores de la Asociación Argentina de Polo y tenemos dos campeones olímpicos: Roberto Cavanagh, de Berlín, y Arturo Kenny, de París”, dice Guillermo, conocido como el Gringo por todos.



“En el club hemos tenido una explosión de gente jugando para lo que es Venado Tuerto. Este fue un club en el que hubo mucho y realmente buen polo. En los años '90 mucha gente migró a Buenos Aires y quedamos bastante huérfanos. Hasta que apareció una generación de chicos, que hoy tienen entre 20 y 30 años y que tienen entre 4 y 6 de hándicap. Son dos equipos que formamos con ellos, lo cual ha jerarquizado el club y lo ha hecho participar nuevamente en copas importantes de Buenos Aires como la Copa República y la Cámara de Diputados. En ese sentido, hemos recuperado mucho”, cuenta Cavanagh.

“Actualmente, también tenemos una escuelita de polo donde tenemos 13 equipos de chicos con un movimiento extraordinario”, cierra el Gringo esperanzado en el futuro del club.

Más dirigente que polista


Guillermo Cavanagh se siente más dirigente que polista. “Mi historia en el polo es muy escasa, jugué para divertirme”, cuenta. “Me dediqué a estudiar y cuando volví a Venado lo hice con mis amigos para divertirme hasta hace unos años. Es mi hijo el que juega, Junior, así que todo lo que he hecho en caballos ha sido para él, para que lo disfrute. Ha salido bastante bien”, agrega.


En cuanto al presente del club en tiempos de CoronaVirus, dice: “Nos hemos llevado muy bien con la pandemia. Hasta la semana pasada que tuvimos que suspender las prácticas porque no llovía y estaba todo muy duro, había polo martes, miércoles, viernes, sábado y domingo, con seis equipos todos los días. Ha sido extraordinario. Hemos tenido últimamente un apoyo muy grande de parte AAP. Le ha dado una manija extraordinaria al polo del Interior”, dice Guillermo.

Y para finalizar, enumera los torneos de la institución: “Tenemos dos delegados de la provincia de Santa Fe que se pusieron las pilas y nos ordenaron todos los clubes de la provincia. Tanto Andrés Laumann como Huguito Iturraspe le pusieron mucha fuerza a todo esto. Tenemos cuatro eventos muy importantes en todo el año. La Copa Balfour, hasta 20 goles. La Copa San Gabriel, más para los socios y hasta 14 goles. Un torneo de menores, organizado por Vicente y Mariano Ferrari, que convoca a 50 o 60 chicos que vienen hasta de Villegas. Y para terminar el año, la Copa Oso Rooney, que la organizaron los hijos, en la cual participan todos los amigos de sus hijos, que es muy divertida. Este año lamentablemente hemos sufrido la pérdida de Federico, a quien vamos a homenajear cuando se haga la Copa Rooney”.