• clickpolo

Columnista invitado - Charlie Hanbury

Lovelocks y la cría en dos países: Argentina e Inglaterra


Todos lo sabemos: los caballos son lo más importante en el polo. Creo que después de muchos años de esfuerzo y trabajo, en este momento estoy mejor montado que nunca, y con todos caballos de mi cría. Eso me genera una alegría enorme. Este era mi sueño cuando comencé a criar, y ahora ganar jugando mis caballos en esta temporada de Inglaterra es genial. Las líneas que puedes crear son increíbles. Estoy jugando nietos de caballos que mi padre solía jugar. ¡Fantástico! En 2018, cuando ganamos la Copa de Oro, jugaba cuatro yeguas cuyas madres las había usado cuando gané la Queens Cup en 2009. Esto es lo que me encanta de la cría. También estoy jugando padres, madres e hijas en el mismo lote este año. Lovelocks es el nombre de nuestra casa familiar en Hungerford, donde mis padres vivieron por 37 años. Lovelocks Polo Stud comenzó a criar en 1991 con algunas yeguas retiradas de mi padre. Esto continuó hasta 2007, cuando comenzamos a usar la transferencia de embriones y tomamos algunos de nuestras mejores yeguas. Pasamos de hacer 1 ó 2 por año a unas 8/12.


En 2008 compramos Atlantic (Revenue x Noumea) de Ellerston en Australia, y lo trajimos a Inglaterra. Lo usamos durante dos años antes de enviarlo a Argentina. Cinco de los caballos que salieron de él antes de que se fuera a Argentina jugaron en el equipo ganador de la Copa Oro de El Remanso. En 2010 decidimos comenzar una raza de polo en Argentina. Al hacerlo, incorporamos la genética de los mejores criadores: Ellerston, La Dolfina y Ellerstina. Compramos algunos sementales, incluido Open El Padrino (Sportivo x Illusion) de Ellerstina y trajimos tres sementales (Nutbush, Botox y Christian) de Ellerston Australia a Argentina, y los usamos para mezclar con nuestras yeguas. 2013 fue el primer año en el que Lovelocks comenzó a vender sus caballos en exposiciones y subastas. En 2013 vendimos Lovelocks Rafiki a Adolfo Cambiaso, y jugó la Triple Corona. Fue el primer polo argentino registrado con un prefijo Lovelocks en jugar el Abierto. Hemos tenido suerte y varios de nuestros caballos han jugado desde entonces, incluidos Lovelocks Wimbledon y Lovelocks Bob Tail la temporada pasada, con Nico y Polito. Y volveremos a ver más este año… Ahora hemos dejado de criar en Argentina, ya que se ha vuelto demasiado caro. Los costos allí ahora son similares a los de Inglaterra. Este año, una yegua llamada Lovelocks Sex jugó la final de la Copa Oro con Barto Castagnola. Fue su cuarta final de la Copa Oro en 4 años. Es genial ver a tus caballos jugando con los mejores. Ahora espero que con las nuevas reglas pueda conseguir un lugar en el Alto hándicap de Inglaterra el año que viene para mostrarlas.


Nota: Columnista Invitado - Lunes 3 de Agosto | CLICKPOLO #426