Buscar
  • Carlos Beer

El cambio del polo debe ser cultural


CLICKPOLO sale desde hace seis años todos los domingos a la noche. Según la época del año, puede ser más cerca de las 21 o pasada la medianoche.


La edición 308 estuvo disponible para leer cerca de las 22. En esas dos horas que le quedaban al domingo 6 de mayo antes de convertirse el lunes 7, recibimos muchos mensajes por la tapa: su título controversial y la nota que seguía. Fiel a su estilo, Adolfo Cambiaso una vez más había conseguido generar ruido. Para la mayoría, bueno (así lo podemos atestiguar por los comentarios recibidos); para la minoría, malo.


En las próximas páginas algunos polistas de Triple Corona opinan en parte sobre lo que dijo Adolfito y muchos más sobre los cambios en el polo. El debate seguirá por muchos años, porque está claro que el polo necesita cambios.


Pero acá nace la pregunta del millón: ¿Qué cambios necesita el polo? O, mejor dicho: ¿dónde necesita cambios el polo? En 2017, la nueva Comisión Directiva de la Asociación Argentina de Polo intentó modificar cosas adentro y afuera de la cancha. Por ejemplo, tomó una idea del eficiente All Pro Polo de Javier Tanoira y la aplicó: no más throw-in de tablas cuando la bocha sale por un lateral. Se probó el año pasado y parece que esa regla nueva llegó para quedarse.

Con respecto al formato, padecemos un mal argentino: queremos todo ya. Somos el país más impaciente de la galaxia. En 2017 se probó un sistema de 10 equipos y la crítica fue que hubo partidos intrascendentes. ¿Cuando no hubo partidos intrascendentes en Palermo? La respuesta es: ¡siempre los hubo! Por otra parte, hay ocho equipos en Triple Corona y seis (seguramente se sumará otro) en clasificación. Entre los de clasificación hay cuatro con extranjeros (Jared Zenni, Julian Mannix, Pascual Vicuña y se viene uno con Pepe Heguy y al menos un brasilero). Vuelve La Cañada, casi seguro Pilará y se incorpora La Ensenada. Todo eso logrado en un año de formato de diez equipos. Parece más positivo que negativo…


En abril se jugó una fecha de la Evolution Cup (la segunda y decisiva se suspendió por mal tiempo), con un mix de ideas tomadas del All Pro Polo y otras nuevas. La idea es acelerar los tiempos para que el polo sea un deporte más dinámico. En las próximas páginas, entre varias opiniones, Facundo Sola dice: “Más rápido que en el Abierto no se puede ir”.


Desde este espacio pensamos que el verdadero problema es otro. Varias veces hemos invitado a gente que no es del polo a ver el Abierto con entradas gratis. En muchas de esas ocasiones se han recibido como respuestas preguntas insólitas. “¿Cómo hay que ir vestido”, es una de ellas. “¿Puedo llevar comida? ¡Porque ahí un sandwich te lo deben cobrar mil pesos!”, fue otra. Y la peor: “¿Pero me van a dejar entrar?”.


Los espectáculos que se realizaron el año pasado después de los partidos fueron buenos. ¿Qué se debe hacer? Mantenerlos y que crezcan. Y esperar al menos cinco años para ver los primeros cambios culturales. La realidad es que mucha gente piensa que no puede entrar a Palermo. Repetimos: año 2018 y MUCHA gente piensa que no puede entrar a Palermo. Sin dudas, el cambio que necesita el polo es cultural. Y los cambios culturales llevan tiempo…


Opinan los jugadores

Clemente Zavaleta

“Creo que lo que dice Adolfito sobre el reglamento es verdad. Cuanto menos reglas, mejor. Para el público novato para los jugadores y patrones va ser mejor. Hay que facilitar el arbitraje y cobrar lo mismo. También me parece para pensar el hecho de que Palermo no se pase por televisión en vivo, al menos para cierta distancia. En la tele se ve muy bien y tal vez saque público”.


Nicolás Pieres

“Lo único que pienso de los cambios es que no me parece tan malo probar las cosas y ver si funcionan. Si no funcionan, no se suman. Si sirven, sí. Por ejemplo, se probó sacar el throw-in de tablas y eso estuvo bueno. Por ahí tal vez probaría antes en otros torneos, pero estoy abierto a los cambios”.


Facundo Sola

“Me parece que ya cambiaron demasiado las cosas. ¿Que más vamos a cambiar, si el Abierto es lo más ligero que hay? Tanto cambio de reglas no me parece. Agilizar el tema del throw-in estuvo bien, pero no sé si hay lugar para más cambios. ¡Más rápido no se puede jugar!”


Pepe Heguy

“Coincido bastante con Adolfito salvo en la parte que dice que Marcos Heguy no jugaba polo abierto. Para mí no hay que cambiar casi nada, hay que cobrar poco y dejar jugar. No hay que inventar un deporte nuevo”.


Matías Torres Zavaleta

“Para mí no hay que cambiar nada, solamente mejorar lo qué hay. Tratan de cambiar el polo con reglas nuevas y lo complican más. No tiene sentido. El polo es polo y punto. Tiene razón Cambiaso con lo que dice en el título de CLICKPOLO”


Santiago Toccalino

“Para mí hay que tratar de acercar la gente y las grandes marcas al polo. Yo creo que ese es el camino a seguir. Yo creo que hubo varios cambios en el juego que son positivos para que sea más dinámico y que no tenga tantos puntos muertos. Por ejemplo el de la bocha afuera me pareció muy bueno. En la Evolution se probaron otros que no me gustaron, como ese que te meten gol y sacás de las 60. De todas maneras creo que lo que más mejoraría es el tema de los referís que no tienen el mismo criterio”.


Rodrigo Rueda

“Creo que Adolfito tiene razón en lo que dice. A mí, me gustaba más el polo de antes. Y no digo hace 50 años. La mejor época que vi del Abierto fue entre 1997 y 2010. Y eran las reglas de siempre. Lo que pasaba es que había una cantidad de jugadores buenos impresionante. Ahora veo que hay una camada de chicos que juegan bárbaro. Si todos estos chicos siguen creciendo y los que son cracks ahora se siguen manteniendo, sería lógico que en un par de años podamos volver a ver Palermo con 6 equipos parejos.

Lo que me preocupa es que cada vez es más grande la diferencia de caballos. Las organizaciones grandes cada vez se alejan más del resto. Pero tampoco estoy de acuerdo con limitar la cantidad de caballos. La verdad que no tengo una idea clara para proponer. Así que por ahora la única que queda para los que no estamos en las organizaciones de primera es trabajar más para mejorar la caballada y así estar un poco más cerca de los equipos grandes”.



0 vistas